Consejos para mantener una limpieza óptima en el hogar.

Cuando se trata de mantener la limpieza en su hogar, no existen secretos absolutos para lograr la tarea, pero su participación depende en gran medida de sus vecinos y compañeros de cuarto. Aprende a optimizar la limpieza de tu hogar.

Crear una rutina diaria.

Debes hacer una lista de las tareas del hogar según su dificultad e importancia. Las tareas deben distribuirse en días individuales de la semana de acuerdo con el tiempo que tiene para dedicarle.

Evitar la acumulación.

Doméstica Además, cuando se trata de la limpieza de la habitación, menos siempre es mejor. Las decoraciones y los objetos excesivos en el apartamento crean desorden y provocan la acumulación de polvo. Cuantas menos cosas, más fácil es limpiar la casa.

Limpiar después de cocinar.

La cocina es uno de los lugares más concurridos y sucios de tu hogar. Por lo tanto, el mantenimiento frecuente ayudará a mantener limpia su cocina. Se recomienda limpiar los elementos utilizados durante la cocción. Ahorre tiempo y esfuerzo.

Después de cada comida, puede evitar postergar las tareas del hogar y luego sentarse y descansar. De lo contrario, puede volverse más problemático completar la tarea. Además, las manchas secas son difíciles de quitar y mucho más difíciles de limpiar y desinfectar.

Limpiar el baño regularmente.

Al igual que la cocina, el baño también es un lugar importante para la limpieza del hogar. Porque una mala higiene puede dar lugar a hongos, moho y bacterias. Por estos motivos, te recomendamos desinfectar y limpiar tu baño 2-3 veces por semana con un producto altamente desinfectante como la lejía para eliminar todo tipo de microorganismos.

Organiza tu ropa y evita usar zapatos en la casa.

El desorden en tu hogar acumula suciedad y polvo. Por este motivo, es importante asignar un lugar a cada elemento y organizarlos adecuadamente después de su uso. Por ejemplo, debe tener una canasta para poner su ropa sucia y no dejarla en el piso u otro desorden.

Además, hay cestas y cajones cerca de la entrada, para que cuando entres desde la calle, puedas poner tu abrigo, bolso, zapatos, etc., usar pantuflas y caminar descalzo para no enfermarte.

Cuando la zona se ve recogida y despejada barrer, fregar y desinfectar resulta más fácil y cómodo.

Ventilar la casa a diario.

Se recomienda abrir las ventanas al menos 10 minutos al día, ya sea en verano o invierno. La limpieza del hogar y la comunidad no se trata solo de pasar la prueba del algodón y tener superficies brillantes Es importante que el aire que respiramos esté limpio y libre de polvo y partículas contaminantes.

Haz tu cama cuando despiertes Hacer.

La cama todos los días pone orden en tu habitación. Se recomienda cambiar la ropa de cama semanalmente, lavar las almohadas cada 15 días y las frazadas y cubrecamas mensualmente.

Acicala a tu mascota y elimina los excrementos diariamente.

El aseo regular de las mascotas ayuda a mantener una buena higiene. Previene manchas y olores, al igual que sacar la basura todos los días.

Para más consejos como este te invitamos a que visites nuestra página web LIMPESA SOLUTIONS BLOG.

Paños de microfibra: ¿qué tan útiles son para la limpieza del hogar?

Los paños de microfibra se han convertido en nuestro mejor aliado como material de limpieza en las tareas de higiene doméstica. Las propiedades de las microfibras permiten una funcionalidad mejorada, como una mayor absorción, una limpieza profunda sin productos químicos y una mayor vida útil de la tela.

Hay varias toallitas convencionales en el mercado. Estos son menos efectivos que los hechos de microfibra. Suelen emborronarse con facilidad y pierden sus propiedades iniciales en poco tiempo, siendo necesario el uso de otros productos de limpieza para conseguir un acabado satisfactorio.

¿Qué es la microfibra? La microfibra es un tipo de fibra sintética que consiste en una combinación de microfibras de poliéster y poliamida.

Estas fibras son mucho más finas que un cabello humano, por lo que resultan muy suaves en comparación con otros tejidos como el algodón. B. El algodón tiene buena absorbencia y lavabilidad.

Los paños de microfibra son duraderos y agradables al tacto. Atrae la suciedad tanto sólida como líquida para una limpieza más profunda. Esto se debe a que la electricidad estática actúa como un imán. Del mismo modo, no se utilizan productos químicos y solo se utiliza agua para confinar las bacterias. Por esta razón, se considera un agente de limpieza respetuoso con el medio ambiente.

Es fácil de usar incluso si está muy sucio o necesita un producto específico para el tipo de superficie. Úsalo como cualquier otro tipo de tela. Use un paño de microfibra en la superficie.

Nuestro paño de microfibra te permite limpiar superficies lisas. Use un paño seco para eliminar el polvo y un paño húmedo para limpiar las superficies restantes, como vidrio, azulejos y muebles.

Las toallas de microfibra se fabrican en diferentes colores para combinar con cada habitación para evitar la contaminación cruzada. Cuidado de tu paño de microfibra Para mantener nuestras toallas de microfibra en perfecto estado durante más tiempo, conviene lavarlas con agua corriente después de cada uso.

Una vez a la semana o una vez cada 15 días, mételo en la lavadora con el resto del detergente y lava con tu detergente habitual. Tenga especial cuidado al usar lejía o suavizante de telas.

Recomendamos encarecidamente no utilizar estos productos de limpieza, ya que reducen las propiedades de los paños de microfibra al obstruir las fibras microscópicas. Secar al aire libre sin usar secadora. La vida útil de un paño de microfibra se estima en 300-500 lavados.

Para más consejos como este lee LIMPESA SOLUTIONS BLOG.

¿Cómo limpiar el aluminio manchado de tus ventanas?

La acumulación de suciedad en el aluminio de la ventana puede perder brillo con el tiempo. Además, el aluminio puede corroerse, dañando eventualmente la capa protectora y acortando su vida útil. Para evitar esto y restaurar el aspecto brillante, aquí hay algunos consejos:

Vinagre.

En una cacerola vieja, prepare una mezcla de vinagre y agua. Revuelva y ponga al fuego para cocinar. Luego saque la sartén y frote la superficie de aluminio con una esponja humedecida en esta mezcla. Finalmente, enjuague con un paño humedecido con agua limpia.

Esta mezcla también se puede utilizar para limpiar algunos electrodomésticos de aluminio como hornos de microondas, campanas extractoras y refrigeradores. Con un ácido parecido al limón Primero, limpie la superficie de aluminio con una esponja y una solución de limpieza.

Esto eliminará la mayor parte de la suciedad. Luego espolvorea las rodajas de limón con sal y frótalas sobre el papel aluminio. Finalmente, enjuague el aluminio con un paño húmedo.

Kétchup.

Dato curioso, el ácido del ketchup ayuda a eliminar las manchas de aluminio oxidado. Para ello, frota esta salsa uniformemente sobre la mancha. Espere 15 minutos para que estos ácidos actúen, enjuague el aluminio con un paño humedecido con agua y seque la superficie.

Bicarbonato de sodio y agua Primero, elimine la mayor cantidad de suciedad posible con agua tibia y una esponja suave. A continuación, prepare una mezcla de agua caliente y bicarbonato de sodio y use una esponja para fregar la mancha de óxido. No use abrasivos, ya que dañarán el aluminio.

Productos químicos para la limpieza de ventanas y puertas de aluminio.

Recomendamos utilizar productos naturales no abrasivos para evitar rayar las ventanas de aluminio. Estos se pueden usar para quitar manchas con la gran ventaja de estar preparado usted mismo. Además, los químicos no solo dañan el aluminio, pueden dejar rayas, aluminio amarillo o ventanas opacas.

También Vinagre, harina, sal ¿Sabes cómo limpiar ventanas de aluminio blanco?

Si tus ingredientes se vuelven amarillos o negros, la solución ideal es llenar una taza con vinagre blanco y agregar poco a poco una cucharada de sal y harina hasta formar una pasta. Pruebe primero en un área discreta para asegurarse de que no raye la superficie.

Después de verificar, aplique esta pasta al aluminio con un paño. Deje reposar durante al menos 15 minutos, enjuague con agua tibia y seque con un paño.

Bicarbonato de sodio y limón.

También puedes limpiar las ventanas de aluminio con una mezcla de limón y bicarbonato de sodio. Para ello, basta con mezclar dos cucharadas de bicarbonato de sodio con el jugo de un limón por metro de aluminio. Sumerja una esponja en esta mezcla y frote ligeramente el aluminio. Dejar actuar durante unos 20 minutos y lavar el residuo con agua caliente. Seque el metal inmediatamente con un paño limpio.

Limpiador de vidrio.

Muchas personas utilizan este producto no solo para limpiar vidrios, sino también para limpiar ventanas de aluminio. Para limpiar, rocíe limpiacristales sobre el aluminio y frótelo con un paño suave, pero también puede aplicarlo directamente sobre el paño. Luego seque con una toalla de papel o un paño seco.

Pasta dental.

Este truco es excelente para limpiar aluminio, ya que contiene un compuesto que suelta el óxido de aluminio y pule el aluminio. Sin embargo, tenga cuidado al retirar la pasta de dientes, porque la viscosidad de la pasta de dientes tiende a acelerar la oxidación del aluminio.

Aplique pasta de dientes a un paño limpio y déjelo reposar durante una hora. Luego frota el aluminio con un paño y retira la pasta con agua caliente. Ahora ya sabes cómo limpiar ventanas de aluminio blanco con unos sencillos trucos caseros. ¡Será perfecto! Como habrás notado, limpiar el aluminio es muy fácil y no tienes que gastar mucho dinero en un limpiador de restauración de aluminio pintado.

Pero incluso si sabes cómo limpiar ventanas de aluminio y usas estos trucos de limpieza para mantenerlas impecables, es importante que las limpies con regularidad. No olvides usar guantes para protegerte.

Para más contenido como este no olvides visitar nuestro blog en Limpesa Solutions.

¿Por qué las almohadas se vuelven amarillas?

A la hora de limpiar el hogar, suele haber ciertas situaciones que provocan dolores de cabeza y un poco de incertidumbre, y es difícil preguntarse si el proceso de lavado es el correcto. Por ejemplo, las manchas amarillas en almohadas y colchones quitan la funda.

Ahora es el momento de explicar por qué aparecen estas extrañas manchas. Estas manchas suelen tener un aspecto desagradable e incluso pueden resultar incómodas al dormir sobre una superficie demasiado sucia.

La ropa de cama es muy propensa a este tipo de coloración amarillenta, que posiblemente sea una de las preguntas más comunes para las personas que siempre quieren tener un área perfecta para dormir y descansar, y sucede que este tipo de manchas interfieren con el equilibrio higiénico se desea mantener.

Pero que produce este tipo de manchas es la gran pregunta, aquí te platicamos porque sucede, estoy cuál es la causa.

Hay muchas razones por las que las almohadas se vuelven amarillas, pero hay otra razón común. Sudor. Algunas personas sudan más que otras mientras duermen, pero la almohada atrapa él poco de sudor que se filtra a través de la tela de la funda.

La humedad del sudor se filtra en la funda de la almohada, creando estas manchas de colores extraños que se vuelven negras cuando se pegan a la cara durante horas por la noche.

Deshacerse de estas manchas a veces puede parecer difícil, pero en realidad es posible. En primer lugar, es importante limpiarlos cuando aparecen. Cuanto más tardes en hacer esto, más difícil será luchar contra ellos.

  1. Puedes quitar la mancha con un quitamanchas en aerosol o crema primero.

2. Luego introdúzcalas en un recipiente hondo con agua, 1/2 taza de lejía y 1/2 taza de bicarbonato con su detergente para ropa normal.

3. Luego lave como se indica. Seque la almohada en la lavadora o al aire libre, en un espacio donde pueda darle los rallos del sol para obtener un secado efectivo.

También puedes hacer el primer paso y luego lavar en la lavadora con detergente específicamente para ropa blanca y obtendrás el mismo resultado.

Con estos consejos será más fácil que puedas librarte de estas fastidiosas manchas y lograras tener la limpieza que tanto amas en tu lugar de descanso.

Sí, quieres más información como esta puedes vista nuestra página web Limpesa Solutions Blogs.

Cómo quitarle el olor a humedad a la ropa.

El lavado inadecuado de la ropa y algunos factores ambientales pueden contribuir a los malos olores en la ropa. Aprenda cómo eliminar los olores a humedad de la ropa y las toallas en esta guía, y encuentre algunos consejos para agregar más suavizante de telas.

En la lista de placeres indiscutibles en casa está llevar ropa recién lavada y limpia. El olor que algunos jabones le dan a la ropa, toallas y sábanas las convierte en algo útil, pero a veces ciertos olores le quitan esos olores a nuestra ropa, ese es el olor a humedad de la ropa, por suerte es muy fácil de erradicar. Aprenda a eliminar los olores a humedad de la ropa y las toallas con esta guía.

Aquí unos tips que te servirán para eliminar el olor a humedad y los malos olores de la ropa limpia.

¿Tu ropa limpia está mohosa? Antes de probar cualquiera de los métodos a continuación, le recomendamos que primero intente determinar la causa. Por ejemplo, si huele como si saliera de la lavadora, es posible que tenga moho. En este caso, se recomienda limpiar primero a fondo la lavadora. Si el olor está en el armario, busca fugas de humedad y arréglalas.

Aquí hay algunos consejos sobre cómo deshacerse de los olores a humedad de la ropa limpia.

1. Seca la ropa en un lugar bien ventilado y soleado.

Si la ropa no se seca correctamente, puede desarrollar un olor a humedad. Lo ideal es colgar siempre la ropa donde pueda circular el aire. Si su ropa está mohosa, trate de secarla en un área con mucho aire y luz solar.

2. Remoja la ropa.

Si el olor a humedad persiste después de colgarlo en un área bien ventilada, empape un balde con jugo de limón u otro detergente con un aroma agradable. B. Ala de jabón líquido diluido. Luego enjuague su ropa y cuélguela afuera.

3. Agregue 1 taza de vinagre al lavado.

Otra forma de eliminar los olores a humedad de la ropa es agregar vinagre a la ropa. También ayuda a mantener el tambor de su lavadora limpio por más tiempo. Con solo agregar una taza a su ropa habitual, puede eliminar las bacterias del olor a moho de su ropa.

4. Utilice suavizante de telas cuando lave.

Un lavado rápido con suavizante de telas eliminará el olor a humedad.

5. Ten cuidado con la cantidad de jabón que usas.

La próxima vez, tenga cuidado con la cantidad que lava. La cantidad de jabón que utilices depende del tipo de mancha y de la capacidad de tu lavadora.

Sigue las instrucciones del paquete del detergente elegido para evitar dejar residuos y olores en tu ropa. La ropa no es la única víctima de la temida infiltración de humedad. De hecho, las toallas son uno de los materiales propensos a olores más importantes en su hogar.

La ropa no es la única víctima de la temida infiltración de humedad. De hecho, las toallas son uno de los materiales propensos a olores más importantes en su hogar. Conozca algunos consejos sobre cómo deshacerse de los olores de las toallas.

Cómo deshacerse del olor a humedad en las toallas:

Consejos Para que sus toallas sigan oliendo bien, aquí hay algunos consejos sobre cómo eliminar los malos olores de sus toallas.

  1. Cuélgalo cuando termines de usarlo. A más de uno nos pasó: nos secamos rápidamente, nos cambiamos, dejamos las toallas mojadas sobre la cama y salimos corriendo, ¡error! Esto lo convierte en un lugar ideal para que crezcan las bacterias del ambiente, lo que da como resultado el típico olor a humedad.
  2. Después de usar la toalla, séquela en un lugar bien ventilado o cerca de un calentador. No lo cuelgue en la puerta. Todos nos hemos enamorado de este pecado doméstico en un momento u otro, pero cuando lo cuelgas en tu puerta, es más probable que detectes el hedor.
  3. No mezclar con la ropa. Si la toalla está sucia, no la ponga en el cesto de la ropa. Lo mejor es dejar salir el aire hasta que sea lavable.
  4. Lava bien tus toallas. No sobrecargue la lavadora. Lavar a la temperatura recomendada. Siga las recomendaciones del fabricante al usar y diluir detergentes.

Cómo quitar el olor a humedad de la ropa y de las toallas con bicarbonato

Por supuesto, uno de los usos del bicarbonato de sodio para limpiar su hogar es eliminar los olores a humedad de su ropa. El bicarbonato de sodio es una excelente herramienta para eliminar manchas, neutralizar olores, blanquear la ropa y más. Aprenda a usar bicarbonato de sodio para eliminar los olores a humedad de la ropa limpia en unos simples pasos.

  1. Separa la ropa por colores.
  2. Llena un balde con 5 litros de agua caliente.
  3. Diluí 100 gramos de bicarbonato en el agua.
  4. Pon la ropa que huele a humedad en remojo durante media hora.
  5. Lava la ropa como lo haces habitualmente. Te recomendamos que utilices suavizante.
  6. Pon la ropa a secar en un lugar aireado.
  7. Asegúrate de que esté bien seca antes de doblarla y guardarla.

¡Y listo! La próxima vez que la ropa huela mal, puedes aplicar cada uno de estos consejos y muchos otros que encontraras fácil en nuestra página Limpesa Solutions Blogs.

6 Tips para mantener limpio el escritorio de tu oficina.

Para que no te afanes pensando que necesitas toda una rutina para lograr mantener el orden en tu escritorio, te dejaremos 6 tips que te ayudaran hacerlo de forma fácil y rápida.

Lo primero que debemos saber es ¿Por qué es importante mantener un orden en tu área de trabajo «tu escritorio»?

Varios estudios han demostrado que el orden y la limpieza del área de trabajo afectan la productividad y la moral de los empleados. ¿Te imaginas trabajar con un escritorio lleno de carpetas?

Esto no es solo un problema de salud, también es un problema de productividad. Por ejemplo, ¿cuánto tiempo se pierde en un año sin el orden adecuado solo para encontrar una montura? Además, el desorden también puede causar accidentes laborales que afectan la salud física.

La mejor manera de evitar todos estos problemas es mantener el escritorio ordenado. Esto se puede hacer fácilmente aplicando algunas reglas simples a su vida diaria. Aquí hay algunas maneras fáciles de mantener limpio su escritorio sin ningún problema.

1. Práctica el minimalismo.

El minimalismo es una tendencia de diseño sobre tener solo lo que necesitas, pero no es solo una cuestión estética. Esta filosofía de vida se basa en armonizar con nuestro entorno y deshacernos de las cosas que nunca usamos o necesitamos. Si aplicamos esta idea a nuestras superficies de trabajo, es mucho más fácil mantenerlas limpias y ordenadas, ¿no sería más fácil?

2. Guardar en su lugar todo lo que vayas usando.

Para mantener limpio el escritorio, también es importante seguir la «regla de reutilización». Si tienes niños, asegúrate de decirles que recojan sus juguetes cuando terminen, ¿verdad? Bueno, el consejo es más o menos el mismo. Si recoge papeles, lápices u otros artículos de oficina, vuelva a colocarlos donde los encontró cuando haya terminado. De esta manera puedes evitar apilar demasiadas cosas en la mesa.

3. Portapapeles, porta lápices.

Mantener este tipo de depósitos nos ayuda a lograr un mayor orden en nuestro escritorio, sin necesidad de tener todo tirado y fuera de lugar, a demás que facilita la búsqueda del recurso teniendo todo a la mano en el momento que lo necesitamos.

De igual forma, tener un archivero de mesa evita el desorden de documentos importantes, seccionarlos y así hacer eficiente las labores diarias.

4. No olvidar el escritorio virtual.

Cuando hablamos de un escritorio ordenado, la misma teoría se puede aplicar al escritorio virtual de su computadora. Además, la «basura digital» se puede acumular muy fácilmente, por lo que debe asegurarse de que haya orden allí. Esto puede hacerle perder mucho tiempo tratando de encontrar los documentos que necesita. Organice sus carpetas y documentos digitales y utilice el almacenamiento en la nube. El escritorio es un lugar muy peligroso para guardar archivos porque corre el riesgo de perderlos en caso de falla de la computadora.

5. No comas en tu espacio de trabajo.

Este consejo es lógico y simple, pero muchos de nosotros no lo aplicamos. Cuando comes y bebes en tu espacio de trabajo, los restos de comida y las manchas de las tazas de café se pegan a tu encimera, lo que requiere que la limpies con más frecuencia.

Evitar esto es importante para mantener tu escritorio ordenado y limpio. Además, levantarse y comer en otro lugar puede ayudar a despejar su mente y revitalizar su cuerpo. ¡Todos estos son beneficios!

6. Limpieza de rutina.

No importa cuán cuidadoso sea e incluso si sigue estos consejos, la limpieza semanal regular y la limpieza profunda ocasional son esenciales. Lleva menos de un minuto para limpiar. Esperamos que estos consejos te sean de gran utilidad y te ayuden a mantener tu escritorio ordenado.

Para más tips como este recuerda que puedes visitar nuestro blog LIMPESA SOLUTIONS BLOG, tenemos mucha información que puede ser de mucha ayuda para ti.

Elige la alfombra perfecta para cada espacio de tu hogar.

¿No está seguro de qué tamaño de alfombra es el adecuado para su habitación?

Comprar una alfombra no es tarea fácil. Porque, además de elegir el diseño y el material, hay que cuidar la talla adecuada. Esta publicación se enfoca en el tamaño ideal y ofrece consejos de expertos para ayudarlo a elegir la alfombra perfecta para cualquier habitación.

Descubrirá que elegir la alfombra adecuada es mucho más fácil de lo que piensa. Desde alfombras para su sala de estar y dormitorio hasta encontrar la alfombra perfecta para su comedor, echaremos un vistazo a los elementos imprescindibles para encontrar la alfombra perfecta para todos.

Las alfombras son fundamentales en la decoración, ya que favorecen las paletas de colores, dan una sensación acogedora y, sobre todo, definen un espacio. Con la elección correcta de la alfombra, puede agrandar visualmente la habitación, agregar luz a los lugares aburridos y hacerla más cómoda.

Alfombra adecuada para mi sala de estar.

Es importante encontrar la alfombra del tamaño adecuado para su sala de estar. Una alfombra muy pequeña hará que la habitación se vea discordante, mientras que una alfombra grande hará que la sala se vea más espaciosa. Considere dos tipos de sala de estar: una sala de estar grande donde el espacio no está restringido por las paredes y una sala de estar pequeña donde el sofá principal está cerca de la pared. En el primer caso, el punto es comprar una alfombra que separe toda la habitación.

La alfombra debe ser lo suficientemente grande como para soportar las cuatro patas de cada mueble, o al menos las dos patas delanteras. Si solo se colocan cuatro o dos patas de una silla sobre la alfombra, es importante que la otra silla o asiento siga las mismas reglas para que todo se vea armonioso y útil.

Comprar una alfombra pequeña para poner debajo de la mesa de café hace que la habitación se vea más pequeña y no tiene mucho sentido. Si la sala de estar es pequeña, lo ideal es que las patas delanteras del sofá principal y la silla o sillón estén completamente sobre la alfombra o directamente frente a las patas.

Alfombra para el dormitorio.

Debe elegir alfombras que sean visibles en los lados y pies de la cama para que la cama no se vea pequeña. Una alfombra adecuada es de 8 x 10 pies para una cama tamaño Queen y de 9 x 12 pies para una cama tamaño King.

Otra opción es colocar alfombras largas a ambos lados de la cama, dando una cama más espaciosa y una sensación de espacio más armoniosa. Una alfombra a los pies de la cama hace que el espacio y la cama parezcan más pequeños de lo que realmente son.

Alfombra adecuada para comedor.

Las alfombras de comedor pueden ser muy decorativas, pero si eliges mal el tamaño, pueden salir mal cuando quieras mover las sillas. Un buen tamaño para un comedor es una alfombra que sea lo suficientemente grande como para contener la mesa y las sillas completamente dentro de ella, teniendo en cuenta también el movimiento normal de las sillas.

Mientras que se sienta. La mayoría de las mesas de comedor deben tener una alfombra de al menos 2,45 metros. Si tu comedor es de diferente tamaño, debes elegir una alfombra que sea 70 cm más grande que la mesa de cada lado.

También es importante que la alfombra no quede demasiado pegada a la pared, ya que si la alfombra es demasiado grande parecerá un espacio estrecho lleno de cosas. La distancia ideal entre la alfombra y la pared es de unos 45 cm.

También ten en cuenta que para los comedores con mesas redondas, las alfombras deben tener la misma forma, es decir, circulares, y seguir las mismas reglas que las anteriores.

Equilibra, color y estilo.

El estilo y el color de los muebles deben tenerse en cuenta al comprar una alfombra. Los expertos recomiendan crear un contraste entre muebles y alfombras. Dicho esto, si tus muebles están tapizados en muchos diseños y colores, lo mejor es utilizar alfombras neutras.

Por el contrario, si el mobiliario es monocromático, lo mejor es darle vida con alfombras coloridas y estampadas. Por otro lado, el material de la alfombra que debes elegir depende de dónde la coloques. Por ejemplo, un pasillo concurrido necesita algo más duradero, pero la alfombra del comedor y del dormitorio se desgasta menos.

Las alfombras de lana son perfectas para salones y dormitorios. Las alfombras hechas de fibras naturales son duraderas, cálidas y agradables a la vista. Las alfombras de lana, por ejemplo, pueden ser más caras que las de acrílico, pero la diferencia se paga en la vida útil de la alfombra y, por supuesto, en la textura, puede desaparecer con él.

El color y el diseño: de tu habitación pueden ser tu mayor inspiración a la hora de comprar una alfombra. Si tiene muebles sencillos y colores neutros, elija una alfombra atrevida en colores brillantes. Elija una alfombra que sea similar o similar a su sofá y cojines. Si tiene muebles, tapicería y accesorios con diseños más coloridos, elija una alfombra con una textura más firme para evitar que la habitación esté demasiado abarrotada.

Debe considerar los siguientes puntos:

1.-Los colores y diseños llamativos ayudan a definir mejor el espacio dentro de una misma habitación.

2.- Los colores suaves y vivos con motivos geométricos en tonos claros hacen que la estancia parezca más amplia.

3.- Colores como el rojo, amarillo y naranja hacen que la habitación se sienta más cómoda y casual. Por otro lado, los tonos fríos como azules y grises crean un espacio más formal.

Ahora con estos consejos sabrás como escoger la alfombra perfecta, visita nuestro blog Limpiesa Solutions para más contenido como este.

CÓMO LIMPIAR LAS RUEDAS DE LA SILLA DE TU OFICINA.

Las sillas de oficina se utilizan todos los días. Estamos tan ocupados que es molesto cuando nuestras sillas se atascan en el suelo cuando queremos movernos. Limpiar las ruedas de las sillas de oficina es una actividad que tal vez no podamos hacer, pero puede contribuir en gran medida a que su silla funcione durante más tiempo y su lugar de trabajo esté limpio.

En general, las sillas de oficina vienen con ruedas de varios tamaños y construcciones y suelen ser de dos tipos:

Una rueda con un eje fijo, es decir, una rueda que gira solo en un plano vertical y no puede cambiar de dirección. Ruedas: ruedas que pueden girar sobre un eje vertical (generalmente 360 ​​grados) que se encuentran en la mayoría de las sillas de oficina.

Necesitarás:

«Wheel & Cleaner».

-Papel de lija
-Destornillador
-Jabón
-Espátula
-Aspiradora

Paso 1: Retire las ruedas

La mayoría de las ruedas tienen pasadores verticales que encajan en los orificios del asiento, pero algunas ruedas están atornilladas a una placa normal. Antes de limpiar la rueda, se debe quitar la rueda de la base. Después de quitar la base por completo, por lo general puedes quitar la rueda con un destornillador o una herramienta similar. Una vez retirada, la rueda se puede lavar.

Descubre: 10 ERRORES QUE COMETES AL LIMPIAR CON CLORO.

Paso 2: Elimina los residuos

Use un raspador para raspar la suciedad de las ruedas de las sillas de oficina a través de los orificios y debajo de las cubiertas de las ruedas. Esto eliminará la mayor parte de los escombros y ayudará a que ruede libremente. El uso de demasiada fuerza puede hacer que la rueda de plástico se marque y no gire correctamente. Use una aspiradora para quitar el pelo o la pelusa de la rueda.

Lee este artículo: ¿Sabías que NO limpiar tu SOFÁ puede afectar tu SALUD? Conoce las Consecuencias

Paso 3: Lava tus ruedas

Después de limpiar la rueda, lávela con jabón y agua tibia. La suciedad sale aún más fácil. Deje la rueda empapada en agua durante unos 10 minutos, luego retírela y límpiela con un cepillo. Enjuagar con abundante agua y secar.

Paso 4: lubrique las ruedas

Después de la limpieza y lavado general, en caso de rayaduras o irregularidades en la superficie de las ruedas, lijarlas ligeramente con lija fina para regularizar su contacto con el suelo y alisarlas. Estandarizado. Más continuo. Luego lubrique el eje de rotación con «Wheel & Cleaner». Esto deja una capa seca para proteger contra el polvo, la suciedad y la grasa. No tienes que preocuparte por mojar el piso porque el lubricante no gotea.

Paso 5: Instalar Ruedas

Una vez que la rueda esté seca, vuelva a montarla insertando firmemente el pasador en el asiento. Es posible que sea necesario atornillar la base para evitar problemas al usar la silla. Limpie sus ruedas por lo menos cada 6 meses, a menos que estén muy sucias. Una vez que estén limpios, notará una mejora significativa en el deslizamiento.

Resultado final Después de la limpieza, las ruedas giratorias son más suaves, silenciosas y fáciles de usar en la vida cotidiana. El mantenimiento regular de las ruedas extenderá la vida útil de su silla. Por lo tanto, recomendamos realizar estos pasos al menos dos veces al año. Si las ruedas de su silla están muy dañadas, puede reemplazarlas fácilmente por unas nuevas.

Sí, quieres más tipos de limpieza como estos, puedes visitar nuestro blog: LIMPESA SOLUTIONS BLOGS

CÓMO QUITAR EL SARRO DE TU BAÑO FÁCIL Y RÁPIDO.

Es importante que el baño esté siempre higiénico. Incorporar una rutina diaria de aseo puede eliminar todas las bacterias.

El baño es una de las estancias de la casa y requiere mucho mantenimiento y limpieza. Limpie regularmente los muebles, los pisos y las paredes para evitar que se acumulen moho y bacterias dañinas en cualquier lugar. Aquí hay algunas formas de limpiar su baño que son muy convenientes para su vida diaria.

Recuerde: siempre pruebe en una superficie discreta antes de usar cualquiera de estos métodos. Debido a la variedad de soluciones versátiles para la limpieza del baño, se recomienda leer y seguir las instrucciones de la etiqueta al combinar estos métodos con productos disponibles en el mercado. Además, no olvides usar guantes para protegerte.

Cómo eliminar las manchas del baño

Estos son algunos consejos útiles sobre cómo quitar manchas, manchas de agua y otras manchas de inodoros, lavabos y grifos.

Inodoro

El exterior del inodoro se puede limpiar con un paño humedecido con jabón multiuso o con una toallita desinfectante desechable. Esto elimina restos de polvo y otras manchas.

Tiene sentido agregar bandejas para mantener el inodoro limpio. También puedes limpiarlo con una pequeña cantidad de lejía o una solución de vinagre, agua caliente o sal cruda.

Independientemente del producto que elija o use, siempre siéntese y frote el interior con un cepillo de baño.

Siempre es recomendable asegurarse de que el producto es inocuo. Para obtener más información, consulte el artículo sobre la eliminación del sarro.

Lavamanos.

El exterior del inodoro se puede limpiar con un paño humedecido con jabón multiuso, una toallita desinfectante desechable o un producto especialmente formulado para tal fin. Se recomienda la crema Cif para eliminar el polvo y las marcas de suciedad. Enjuague el interior con agua caliente. Frote con un paño humedecido con lejía o desinfectante.

Es importante fregar bien, ya que esta es la única manera de deshacerse de las bacterias que se han acumulado en el fregadero. En caso de duda, es una buena idea probar el producto con anticipación para ver si funciona sin daño. Finalmente, enjuague nuevamente con agua caliente y limpie con un paño seco.

Grifo

Las manchas de agua tienden a empañar los fregaderos y los grifos de las bañeras. Para limpiarlos se puede utilizar un paño suave que no dañe el material humedecido con productos anti-sarro.

Es recomendable probar el procedimiento en una pequeña zona antes de aplicarlo en toda la superficie. Prueba CifCream para que el grifo brille. Si prefieres los productos naturales, puedes obtener excelentes resultados frotando el limón en el grifo cromado. Finalmente, aclarar con abundante agua y secar inmediatamente con un paño limpio y suave.

Azulejos del baño

1. Frote la lechada del azulejo con un cepillo de forma regular.

2. Los azulejos con una solución de limpieza líquida universal, frote con un paño húmedo de 3. Desinfectante, o frote con una esponja de 1 cucharada de lejía en 1/2 litro de agua.

3. Luego frotar con una esponja para eliminar restos de manchas de agua y otras manchas.

4. Enjuague con un paño suave y deje secar.

Cómo sacarle el sarro a los azulejos.

El sarro en los azulejos del baño parece difícil de eliminar. ¿Quieres saber cómo limpiar tu baño de sarro? Puedes hacerlo fácilmente con esta solución:

2. Mezcle cantidades iguales de agua y vinagre en un recipiente con atomizador.

3. Pulverizar sobre cada baldosa. Déjalo reposar durante unos minutos.

4. Limpia las baldosas con un paño multiusos.

5. Esta solución también ayuda a eliminar el sarro de la ducha.

6. Ahora ya sabes cómo eliminar el sarro de tu baño.

Usa bicarbonato.

  1. Mezcla bicarbonato de sodio (1/2 taza) con agua oxigenada (2 cucharadas) hasta lograr una pasta.
  2. Con una esponja, pasa la pasta por las superficies de tu baño que tengan sarro.
  3. Deja que el producto actúe por 20 a 30 minutos.
  4. Frota con la esponja para retirar el producto y el sarro.
  5. Enjuaga la superficie con abundante agua.

Vinagre y bicarbonato

Hay muchas maneras de abordar el problema del sarro en el inodoro, pero sin duda es bueno poder hacerlo con los productos que tienes. Luego deja otra solución para eliminar el sarro con bicarbonato de sodio y vinagre blanco.

  • Mezcla en un balde 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y 500 ml de agua (2 tazas)
  • Vas a notar que la reacción de los componentes creará un efecto efervescente, déjalo actuar.
  • Coloca la mezcla en un recipiente con rociador y rocía las zonas de tu baño que tengan sarro.
  • Deja el producto actuar por unos minutos y después frota con un cepillo de limpieza para quitar todo el sarro.
  • Enjuaga con abundante agua.

Recuerda, el vinagre y el bicarbonato de sodio son excelentes aditivos, pero no los mezcle, ya que la reacción de ambos ingredientes puede provocar una explosión en un recipiente cerrado. Esta combinación también produce sales que son ineficaces para la limpieza. Para más información sobre el uso de estos dos ingredientes, no te pierdas el artículo sobre la limpieza con bicarbonato y vinagre.

Cómo limpiar espejos del baño.

El polvo y la humedad pueden acumularse en el vidrio, por lo que es importante usar una solución especial para limpiar el vidrio y secarlo con un paño de microfibra. Cif Vidrios es ideal para este tipo de tareas. Si lo desea, también puede limpiar estas superficies con vinagre. Recomendamos probar el producto seleccionado en un área pequeña antes de usarlo. Finalmente, puedes secar los espejos y las ventanas con el periódico.

Cómo limpiar la bañera.

Si la superficie de la tina es de cerámica o azulejo, puede limpiar la tina con un paño humedecido con un producto específico para este tipo de material.

En la tina de mármol se pueden usar soluciones de agua caliente, vinagre y bicarbonato de sodio. El vinagre que contiene ácido acético, en combinación con el bicarbonato de sodio, es una buena fórmula de limpieza y desinfección.

En cualquier caso, aplique la solución con un paño suave (aplicar a la tira reactiva antes de usar), enjuague con agua caliente y seque inmediatamente con un paño limpio.

Lava la cortina del baño.

Es muy importante leer la etiqueta de la cortina antes de empezar a limpiar. Para los plásticos, puede considerar las siguientes guías.

Retire la cortina y sumérjala en agua jabonosa. Agregue 1/2 taza de bicarbonato de sodio (o un poco más dependiendo de qué tan sucia esté la cortina). Cuando no esté en uso, limpie la suciedad con un cepillo de dientes de cerdas suaves.

Después de enjuagar con agua limpia, cuelgue la cortina nuevamente y déjela secar. Si necesitas desinfectar la cortina, existen muchos productos comerciales que pueden ayudarte a solucionar el problema.

Recuerde seguir las instrucciones en todas las etiquetas. ¡Ahora ya sabes cómo lavar las cortinas de la ducha! Asegúrese de leer nuestro artículo sobre la limpieza de cortinas de baño y mamparas para aprender a lavar cortinas de otros materiales y mamparas.

Si necesitas productos de limpieza efectivos y que dejen oloroso tu baño te recomendamos Limpesa Solutions By Servy Clean, suscríbete a nuestro blog para más contenido como este.

¿Sabías que NO limpiar tu SOFÁ puede afectar tu SALUD? Conoce las Consecuencias

Al igual que con las sábanas, que son lavadas constantemente, el sofá merece atención, lo ocupamos todos los días. Es el lugar donde nos sentamos, nos acostamos, a veces comemos, derramando todo tipo de cosas, dejamos secreciones de sudor que traemos de la calle, partículas de polvo y un sinfín de cosas más. Como resultado, el sofá se convierte en un colador, en el que se concentran todas las partículas tóxicas que pueden perjudicar la higiene y la salud, por lo que es necesario limpiar la tapicería.

Además, las almohadas de algodón comprimido absorben todo tipo de olores. Por eso, cuando pasa mucho tiempo sin limpiar, los sofás empiezan a despedir olores desagradables en la casa. No solo eso, sino que también es un hábitat ideal para los ácaros del polvo, que pueden causar alergias e incluso asma.

AFECCIONES RESPIRATORIAS

Obviamente, cada vez que se acumula polvo en la casa, hay muchas posibilidades de que se presente una enfermedad respiratoria, y hay que tener mucho cuidado porque hay personas que ya tienen esta enfermedad de base y con esta condición. Es muy probable que esto suceda.

Puede salir mal En el caso de un sofá con mucha suciedad en casa se pueden desarrollar enfermedades relacionadas con: alergias, congestión, bronquitis, asma, enfisema, infecciones respiratorias, entre otras. También es importante tener en cuenta que estas enfermedades pueden aumentar con el tiempo.

DESARROLLO DE ALERGIAS

Todos sabemos que mucha suciedad provoca alergias. Por supuesto, esta alergia no afecta únicamente al sistema respiratorio, sino que también pueden afectarse, y verse más afectadas, otras zonas del cuerpo, que es algo que se debe evitar.

Un punto a tener en cuenta es que podrías tener una alergia, pero es difícil saber exactamente de dónde viene y eso complica las cosas.

POSIBILIDAD DE ADQUIRIR HONGOS

Los hongos son enfermedades que pueden transmitirse a través de la suciedad. Sí, está claro que la exposición a zonas con cosas sucias nos hace más susceptibles a esta condición y cada vez que nos sentamos en un sofá sucio podemos convertirnos en el blanco de enfermedades esta infección.

CONSEJOS PARA LIMPIAR TU SOFÁ

Para mantener el sofá de forma óptima, debes pasar la aspiradora al menos una vez por semana, levantar el colchón y aspirar los pies de la cama para que no se acumule polvo. Si quieres una limpieza perfecta, la mejor opción es visitar a un especialista en tapicería.

En Limpesa entendemos la importancia de mantener tus muebles limpios y lo importante que es evitar la acumulación de suciedad, alérgenos y todo tipo de olores. Así que, a continuación, por ello, que te aconsejamos limpiar el sofá de tu casa con regularidad.

En LIMPESA SOLUTIONS disponemos de un innovador sistema para la limpieza profunda e higienización de sus muebles, que incluye una máquina de extracción por aspersión de agua/vapor, especialmente indicado para todos los rollos de tela. De esta forma, eliminamos todo tipo de manchas de sofás y otras superficies tapizadas, e higienizamos la mayor cantidad posible de ácaros y bacterias que puedan acumularse allí.

Ahora que conoces las consecuencias de una mala higiene de tus muebles, considera en contratar profesionales de la limpieza.